La ciudad futurista con rascacielos espejados que se construirá en Arabia Saudita 

La ciudad futurista con rascacielos espejados que se construirá en el desierto
La ciudad futurista con rascacielos espejados que se construirá en el desierto

Se espera que albergue a unos 9 millones de personas, que podrán movilizarse gracias a un tren de alta velocidad que pasará por debajo de los edificios.

Arabia Saudita pretende construir una ciudad innovadora con edificios espejados en terrenos desérticos en el noreste del país, con el fin de diversificar la economía y dejar de depender del petróleo. El proyecto fue anunciado por el príncipe heredero Saudita Mohamed Bin Salmán a principios del 2021, pero el pasado sábado, The Wall Street Journal recibió acceso a unos documentos que revelaban detalles del proyecto.

Según los planes, el proyecto, denominado ‘La Línea de Espejos’, consistirá en 2 edificios espejados paralelos de unos 500 metros de altura y unos 170 kilómetros de longitud que atravesarán una línea de terreno costero. Se evalúa que tendría que construirse por etapas y podría tardar 50 años, mientras que el coste podría alcanzar el billón de dólares.

Se espera que alberguen a unos 9 millones de personas, que se alimentarán gracias a una agricultura integrada en los edificios: las verduras se «cosecharán y empaquetarán de forma autónoma» y se trasladarán a «comedores comunitarios». Los residentes pagarán una suscripción para recibir alimentación.

Además, se planea construir un estadio deportivo, a una altura de más de 300 metros, así como un puerto para yates. También está previsto que un tren de alta velocidad pase por debajo de los edificios. 

La Línea de Espejos forma parte de una serie de proyectos bautizada como ‘Neom’, concebida por el príncipe Bin Salmán para diversificar la economía del reino y dejar de depender del petróleo, así como para atraer inversiones extranjeras y dar oportunidad a miles de nuevos puestos de trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí