La defensa del expresidente hondureño apelará si el juez dicta su extradición a EE.UU.

Tegucigalpa, 16 mar (EFE).- La defensa del expresidente hondureño Juan Orlando Hernández, a quien EE.UU. pide en extradición por presuntos delitos asociados al narcotráfico, apelará ante el Supremo si el juez que conoce la causa resuelve que sea extraditado.

Así lo dijo este miércoles Rosa Bonilla, una de los abogados que defienden a Hernández, quien fue presidente de Honduras durante ocho años, los que finalizó el 27 de enero pasado. Además, presidió el Parlamento hondureño en el período 2010-2014.

Según Bonilla, si el juez resuelve que Hernández sea extraditado, sus abogados presentarán un recurso de apelación en base al auto acordado, la Constitución y los tratados internacionales, para que que se atiendan o escuchen las pruebas de la defensa.

Dijo además que la defensa del exgobernante tiene «argumentos de peso muy fuertes y pruebas contundentes para exigir que no se cumpla la solicitud de extradición», hecha por Estados Unidos el 14 de febrero a través de la Cancillería de Honduras.

Hernández comparece hoy ante un juez a la segunda audiencia que se le fijó el 16 de febrero, cuando se presentó a la primera.

MOVILIZACIÓN EN HELICÓPTERO POR SEGURIDAD

El portavoz de la Corte Suprema de Justicia, Melvin Duarte, dijo a los periodistas que la «audiencia» de hoy es para la «presentación y evacuación de pruebas», en la que se dará «a conocer a las partes toda la documentación certificada, debidamente traducida, que ha sido enviada por Estados Unidos, en este caso por la Corte del Distrito Sur de Nueva York, que lo solicita».

Añadió que a la defensa del expresidente se le dará el tiempo suficiente «para que tenga un conocimiento y una lectura detallada de la información que ha sido enviada (por Estados Unidos), ya que hasta hoy ellos tendrán acceso a ella de manera detallada».

Si el juez dicta la extradición, la defensa tiene tres días para apelar ante el pleno de la Corte Suprema de Justicia.

Hasta ahora se desconoce si el juez que conoce el caso dictará o no la orden de extradición del expresidente, quien desde el 15 de febrero, cuando fue capturado en su casa y esposado de manos y pies, permanece recluido en las instalaciones de las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional, en el extremo oriental de Tegucigalpa.

Por «razones de seguridad» Hernández fue llevado en helicóptero a la sede de la Corte Suprema de Justicia, donde comparece en audiencia desde las 09.00 horas locales (15.00 GMT).

El director de las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional, Miguel Pérez, dijo que el traslado en helicóptero obedeció a que se tenía información de que personas procedentes de todo el país «iban a obstaculizar la caravana -policial- para que él no llegara a la hora de la audiencia programada, y que definitivamente se reprogramara».

BIEN VESTIDO Y DE BUEN SEMBLANTE

También dijo que son falsas las versiones que ha trascendido (por parte de la esposa de Hernández, Ana García), en el sentido de que al expresidente no se le permite tener una hora de sol.

«Él se toma una hora de sol, en esa hora hace ejercicio físico e inmediatamente que termina vuelve nuevamente a su espacio y hay un comisionado de policía en servicio cuidándolo las 24 horas. Está excelente, hay un médico que lo cuida 24 horas y cada cuatro horas le está chequeando su presión y signos vitales y no hay ningún problema», recalcó.

Además, Pérez señaló que el expresidente se mostró hoy de «buen semblante» y «bien vestido», de traje oscuro y corbata, y su rostro cubierto con una mascarilla, según imágenes de televisión en las que se ven los momentos en que es llevado esposado al helicóptero y luego su llegada a la Corte Suprema de Justicia, custodiado por varios policías.

«El traje se lo llevó la familia para la audiencia. Él venía perfectamente bien vestido, tranquilo y saludando a la gente», acotó Pérez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí