La oposición plantea destituir a Castillo mediante una acusación constitucional

La oposición plantea destituir a Castillo mediante una acusación constitucional

Lima, 1 feb (EFE).- La tercera vicepresidenta del Congreso de Perú, Patricia Chirinos, anunció este martes que presentará una acusación constitucional contra el presidente peruano, Pedro Castillo, para «decidir su destitución» mediante un juicio político.

Chirinos, del partido opositor derechista Avanza País, hizo este anuncio luego de que el mandatario izquierdista informara este lunes que conformará un nuevo equipo de Gobierno tras las renuncias de la primera ministra, Mirtha Vásquez, y del titular del sector del Interior, Avelino Guillén.

«He decidido presentar Acusación Constitucional contra el presidente Castillo por sus permanentes infracciones constitucionales, su incapacidad flagrante y la evidente corrupción de su Gobierno. Ahora el Congreso decidirá su destitución, a través del juicio político correspondiente», anunció la parlamentaria en Twitter.

Según el artículo 117 de la Constitución peruana, el presidente solo puede ser acusado durante su mandato por causales muy específicas como traición a la patria, impedir elecciones presidenciales, parlamentarias, regionales o municipales, disolver ilegalmente el Congreso o impedir su funcionamiento.

Pero justamente, en paralelo al anuncio de la acusación constitucional de Avanza País, la Comisión de Constitución del Congreso analizará este martes un proyecto de ley presentado por el Partido Morado, de centro-liberal y hasta hace poco cercano al régimen de Castillo, que busca modificar ese artículo 117 de la carta magna.

La intención del proyecto es ampliar las causales por las cuales un gobernante puede ser acusado durante su mandato, para permitir que pueda ser acusado por la presunta comisión de delitos de corrupción y organización criminal.

El viernes pasado, el congresista del Partido Morado Edward Málaga ya pidió la renuncia de Castillo al considerar que no ha estado a la altura de su cargo.

«Yo le diría que renuncie, que le quedan grandes los zapatos. Yo creo que es hora de aceptar de manera hidalga, de manera responsable, sin generar conflictos ni tensiones que venga el o la siguiente», declaró el parlamentario.

En ese mismo sentido se expresó este lunes la también congresista morada Susel Paredes, quien defendió la necesidad de «buscar una manera jurídicamente adecuada para sacar» a Castillo del cargo, ya que, según dijo, su país requiere una Constitución que no «obligue o a vacar al presidente o a esperar que termine su mandato por algunos delitos».

Chirinos anunció, por su parte, que entregará este mismo martes el documento a los integrantes de su agrupación política para culminar su redacción y sostuvo que espera que «esta vez la falsa gobernabilidad no sirva de excusa para intereses personales y cálculos políticos».

La legisladora fue autora, en noviembre pasado, de una moción que planteó destituir a Castillo, que fracasó tras quedarse a seis votos de conseguir los 52 necesarios para ser admitida a trámite en el pleno del Congreso.

El anuncio de Chirinos se dio un día después de que se abriera una segunda grave crisis en el seno del Gobierno peruano, luego de que Castillo anunciara una sorpresiva renovación de su gabinete tras las renuncias irrevocables de Vásquez y de Guillén.

Vásquez presentó su dimisión ante «la imposibilidad de llegar a un consenso en beneficio del país» y en medio de una polémica desatada en el sector del Interior, que el viernes pasado provocó la renuncia de Guillén al no sentirse respaldado por Castillo en su recomendación de sacar al jefe de la Policía Nacional, Javier Gallardo, quien finalmente fue destituido por el presidente.

La ahora ex primera ministra declaró en la emisora RPP que su renuncia se debió, en gran parte, al equipo de asesores que rodean al jefe de Estado y que, a su juicio, le dan «decisiones inadecuadas y eso lleva a cometer a veces errores».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí