Los tres desafíos del gobierno                                  

Los tres desafíos del gobierno

Luis Abinader asumió la Presidencia de la República Dominicana en el 2020 bajo un estado de emergencia por los efectos de la pandemia del covid-19. Ya para el año 2021 mantener el dinamismo de los distintos sectores fue desafiante, sin embargo, dentro de los retos primordiales fue establecer un orden político y social interno, conseguir la estabilidad y tranquilidad de los agentes económicos y la generación de empleos.

Asimismo, la recuperación y apertura segura del turismo, el manejo del virus, vacunaciones, sistema educativo virtual que de manera inédita asumió el país a causa de la pandemia y un ministerio público independiente en la firme lucha contra la corrupción.

El pasado mes de julio el primer mandatario aseguró en la XlX Cumbre Latinoamericana Democracia y Desarrollo que su gobierno ha cumplido con cada palabra sin olvidar la estabilidad económica y social. sostuvo, “Todos atravesamos momentos difíciles, pero solo se pueden superar si se tienen claras las metas y se sabe cumplir con los objetivos”.

En este segundo año de gobernanza, las expectativas en el país crecen, especialmente sobre planes y proyectos a futuro aún cuando se vislumbra un panorama poco alentador a nivel mundial por el conflicto Rusia-Ucrania, el encarecimiento de los alimentos y la amenaza de agravar la escasez y la inestabilidad política en los países que como la República Dominicana están en vías de desarrollo. De igual manera, los desafíos a enfrentar en temas tan importantes para la ciudadanía como la seguridad ciudadana, educación y salud.

Combatir el alto índice de la delincuencia, una asignatura pendiente

Combatir el alto índice delincuencial es uno de los grandes retos a nivel de seguridad ciudadana que tiene el gobierno por enfrentar, pese a que mediante el decreto No. 211-21 y con el objetivo de tener una policía más cercana a la gente y ante la preocupación generalizada sobre la criminalidad, inseguridad, feminicidios y violencia de género que fue creada por el Poder Ejecutivo la Comisión Especial para la Transformación y Profesionalización de la Policía Nacional, de la que aún se esperan los cambios.

Decenas de ciudadanos han apuntado a ese necesario cambio en materia de seguridad, debido a que hoy en día el país se ahoga por el alto número de atracos, asaltos, violencia y asesinatos que cobran un alto costo a nivel de economía, así como en lo social y político que por años han afectado el vivir en paz y en estabilidad emocional.

A lo largo del tiempo, los ciudadanos han visto diferentes gobiernos implementar múltiples planes como: Plan de Seguridad Democrática, Plan de Seguridad Ciudadana, Plan Mi País Seguro, sin embargo, la promesa de reducción de los niveles de la delincuencia, la violencia e inseguridad no ha sido cumplida a cabalidad.

El desempleo, la delincuencia, la falta de educación y de valores familiares, el narcotráfico y la corrupción son las principales causales de la inseguridad ciudadana según información ofrecida por el Voluntariado por la Seguridad Pública, siendo el robo y el asalto en la vía pública los principales delitos y por lo que la  población espera más presencia de patrullas en las calles para contrarrestar estos actos delictivos, tener mayor control de la criminalidad, disminuir el temor en la ciudadanía y recobrar la confianza de la sociedad hacia la entidad del orden.

Estadísticas relevantes

A través de datos estadísticos ofrecidos por el Observatorio de Seguridad Ciudadana (OSC-RD), el país se encuentra en un sitial preferencial en la región, ya que la mayoría de los hechos violentos se deben a problemas de convivencia. De 1,172 homicidios registrados en el 2021, 733 obedecen a esta causa, 11 % más que en el 2020, cuando se registraron 662. Mientras que el 77% de los 1,172 del pasado año, estuvo motivado por riñas y rencillas, un 54% más que en el 2020.

De ese total de homicidios (1,172), ocurridos en el 2021, 374 fueron por delincuencia. Aunque esa cifra representa un 45 por ciento más que en el 2020, es importante señalar que para ese entonces el país estaba cerrado por la situación del Covid-19.

Precisa el informe que, como resultado de los problemas de convivencia, de las 733 víctimas por problemas de convivencia, 668 fueron impactados por armas de fuego, lo que representa un 58% del total, y un incremento en la tasa de 3.2 a 6.5 por cada 100,000 habitantes. Mientras que por armas blancas hubo una reducción al pasar de 346 en el 2020 a 341 en el 2021.

De su lado el Ministerio de Interior y Policía (MIP) y la Policía Nacional (P.N), en procura de optimizar la seguridad ciudadana buscan mejorar el accionar del cuerpo del orden, reforzando la capacitación y formación de los agentes en la carrera policial con el fin de optimizar la labor de prevención, control y persecución del crimen con seriedad y honestidad.

El Ministro de Interior y Policía,  Jesús (Chu) Vásquez reveló, que a través del Plan “Mi País Seguro”, se ha logrado la recuperación de más de 800 armas de fuego ilegales, el registro de 88,352 motocicletas, así como la iluminación por parte de Edesur de las principales calles y avenidas, al igual de que Obras Públicas realizó el asfaltado y reparación de las más importantes vías, en tanto que la Dirección General de Proyectos Estratégicos y Especiales (PROPEEP) remodeló el Club Los Cachorros, en el marco del plan de seguridad.

Esta iniciativa apuesta a continuar recuperando las armas de fuego en manos de la población, de las cuales hay registradas 238,000, pero solo 50,000 renuevan su estatus cada año ante el Ministerio de Interior y Policía, sumadas a las que no tienen ninguna documentación y 1, 751 armas de fuego que han sido recuperadas a través del Plan serán destruidas y lograr restablecer la paz y tranquilidad que el dominicano necesita.

Desafíos en el sistema Educativo

En un mundo que está cada día más globalizado y dinámico, donde las necesidades de los ciudadanos van en aumento, las personas requieren un involucramiento efectivo con los gobiernos y de esta manera lograr palpar la garantía de un sistema educativo de calidad que capacite el aprendizaje seguro con espacios apropiados donde se alcance el desarrollo humano con miras a un futuro responsable.  

La educación en República Dominicana es un derecho y por consiguiente el Estado como garante de ese derecho, debe asegurar que todas las personas puedan tener acceso a los espacios y recursos que les permitan el disfrute del pan de la enseñanza y continuar fortaleciendo los procesos hacia una política de mayor atención integral a la primera infancia. 

De los desafíos pendientes en materia de educación y conforme a los principios del derecho a la educación, están la asequibilidad, accesibilidad y adaptabilidad, así como, contemplar planes de nivelación en repasos con los estudiantes de todos los grados, diseñar una actualización del currículum con asignaturas que estén más vinculadas a las actividades y economía actual.

Que les permita a los jóvenes innovar, aprender otros idiomas, materias en ciencia y tecnología, que son las áreas con mayores demandas a nivel laboral y en la que tenemos mayor debilidad. 

Tecnología, eficacia y eficiencia

Producto de la falta de conectividad, de dispositivos,  de aparatos de televisión y de radio, se vio reflejado un déficit en miles de estudiantes que no pudieron tomar clases durante la pandemia por el Covid-19, por lo que el sistema educativo dominicano tiene un reto más, que consistiría en retener por más tiempo al alumnado en las aulas para eliminar brechas existentes y adoptar la tecnología como herramienta educativa capaz de garantizar futuros profesionales de las diferentes áreas del mercado.

También, preparar a los líderes del magisterio sobre la necesidad que impera de tener maestros que se sumen a las nuevas exigencias en las prácticas pedagógicas, pues la educación debe ser garante en la construcción de propósitos con eficacia y eficiencia para el desarrollo de todos. Es por esta razón que según el Plan Estratégico de Educación 2021-2024, tiene como uno de sus principales objetivos el mejorar de manera sostenible la vida de las personas en la sociedad con énfasis en que los estudiantes y maestros desarrollen las capacidades para problematizar y entender los entornos en los cuales deben insertarse.

Acción para el gobierno

Dentro de los retos para estos dos años de gobierno del presidente Luis Abinader, la reparación de las infraestructuras escolares es uno de ellos, para que los centros educativos estén bien equipados y ningún alumno deje de asistir a clases por falta de instalaciones adecuadas.

No sólo hay una necesidad de tener más escuelas para atender al creciente número de estudiantes, sino también hay una necesidad de escuelas mejor construidas que promuevan la recuperación del aprendizaje. 

 Que puedan tener agua limpia, desayuno escolar garantizado, electricidad, un sistema sanitario adecuado, que cuenten con todo su mobiliario y equipamiento. Según datos ofrecidos por el Ministerio de Educación (MINERD), este ha reparado 5,288 planteles educativos para que no se detenga la agenda escolar.

El Ministerio de Educación presentó a principio de este mes de agosto, los avances y logros de la gestión, antes de la destitución del que fuera su Ministro, Roberto Fulcar, donde se destacó los excelentes resultados de las Pruebas Nacionales, que son muestras tangibles y medibles de que, según dicho ministerio, el nuevo modelo “Educación para Vivir Mejor” está dando resultados.

El entonces Ministro de Educación, Roberto Fulcar, puso como ejemplo que el porcentaje de estudiantes promovidos en la primera convocatoria de las Pruebas Nacionales fue de un 81 %, mientras que en las de 2019 estuvo por debajo del 80 %, en 2018 fue inferior al 72 % y en 2017 no alcanzó el 74 %.

En tanto, el porcentaje de asistencia para la primera convocatoria de este año fue del 98 %, muy superior al de 2019 de 91.5 %, mientras que en 2018 estuvo por debajo del 92 % y en 2017 se situó en el 89 %.

Sobre este tema, Fulcar presentó estadísticas que señalan que en el país fue diferente, pues en el nivel primario el 91,7 % de los estudiantes se mantuvo en las aulas en el año escolar 2021-2022, así como un 82,3 % del nivel secundario, el 70,7 % del primer ciclo, el 66,8 % del segundo ciclo y el 82,6 % del secundario ajustado.

Además, por lo que a 69,000 educadores del nivel primario se les han nivelado sus salarios, sostuvo que se aplicó un aumento salarial del 10 % a todos los docentes, se han invertido RD 650 millones en mejorar el seguro médico y se han destinado miles de millones en formación docente.

Asimismo, se contrataron 24,818 profesores ganadores del Concurso Docente para un Ministerio que maneja 2,5 millones de estudiantes, 230,000 funcionarios y 7,400 centros educativos.

Ahora el nuevo Ministro de Educación Ángel Hernández tiene sobre sus hombros un gran reto: el darle prioridad a la educación de los estudiantes, velar porque los recursos sean manejados de manera transparente y eficiente.

Así como motivar al estudiantado a tener actitud de compromiso, aspiraciones y entrega en las responsabilidades compartidas en el nuevo inicio de año escolar, también disminuir la brecha educativa generada por la crisis de la pandemia del Covid-19 y satisfacer las demandas de los cupos en las escuelas del sistema público. 

El Sector Salud

El presidente Luis Abinader siempre ha mantenido su postura de escuchar y respetar las opiniones de todos y asegura que no es gobernante de una parte, sino de todos los dominicanos, incluyendo los que lo adversan públicamente.

Y en ese sentido ha puesto el oído en el sentir del que ha calificado como un “ejemplo en el mundo”, al sector salud.Quienes gracias a su valentía, entrega y dedicación al enfrentar la pandemia del COVID-19 salvaron la vida de miles de dominicanos.

Según informaciones suministradas por el gobierno, más de 32 mil millones de pesos han sido destinados para garantizar la vacunación, tratamientos, métodos diagnósticos y todo lo referente para el control del virus, logrando un sistema sanitario más resistente, devolviendo la tranquilidad a la ciudadanía en un marco de procesos de salud mental, alteraciones de estilos de vida y pérdidas humanas.

Así como otros 6 mil millones dirigidos al sector salud y aumentar los sueldos en un 30% a médicos, enfermeras, bioanalistas, entre otros que fueron las profesiones que estuvieron en primera línea para combatir la detección y propagación del coronavirus.

Es sabido que la República Dominicana, además de la pandemia, ha arrastrado una deuda histórica que ha limitado la atención eficiente en todas las áreas del sector salud, razón por la cual es necesario terminar las infraestructuras de los hospitales que aún están pendientes y que cuando estén listos y debidamente equipados con todo lo que implica los servicios generales, se pueda nombrar a un personal en cantidad y calidad que pueda ejercer su labor de forma óptima.

Que a través del Programa de Medicamentos Esenciales Central de Apoyo Logístico (PROMESE/CAL) se pueden colocar todos los medicamentos incluidos los de alto costo y ser insertados al sistema de salud para suplir a los hospitales y que todos los ciudadanos tengan acceso rápido, fácil y seguro.    

También dentro de los desafíos en materia de salud, está bajar la siniestralidad por accidentes de tránsito, debido a que el país encabeza el primer lugar en víctimas mortales por accidentes de motor y esta situación lleva al sistema de salud a gastar alrededor de 60 mil millones de pesos en atender a las víctimas mortales y heridos por esta causa.

Así mismo, establecer mayor presión, auditoría y vigilancia, tanto en las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) privadas, como en la del Estado para que el ciudadano se sienta protegido con planes que garanticen el derecho fundamental a la salud.   

Abordar y priorizar el tema de la salud mental, también es un desafío palpable que se evidenció tras la pandemia del Covid- 19 y que ahora hay que hacerle frente a través de un sistema funcional que facilite y acerque a los pacientes a tener consultas gratuitas. 

Es necesario aunar esfuerzos para que los dominicanos cuenten con un sistema de salud próspero, competente, eficaz y con profesionales capacitados y sensibles ante la provisión de servicios a los más necesitados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí