Salud mental, el gigante solitario

Salud mental, el gigante solitario

Cada 40 segundos alguien muere por suicidio, siendo una de las tres primeras causas de defunción a nivel mundial

Por: María Alejandra Lazala

SANTO DOMINGO, República Dominicana. – “Reconozco mi enfermedad, busco ayuda, mis medicamentos no los cubre el seguro, las terapias costosas… es difícil sanar así, preocupándose uno por lo mucho que se gasta sin poder… para poder sanar”. Yafreisy Díaz

En los últimos años el mundo se ha vuelto más consciente en la lucha contra el estigma que envuelve la salud mental y la forma en que se enfrenta a este solitario gigante, que cada día va sirviendo de impulso, para promover la empatía, el respeto y comprensión, que personas como Yafreisy necesitan y que batallan contra alguna condición mental para restablecer su bienestar emocional, psicológico y social.

La Federación Mundial de la Salud Mental (FMSM), comunicó que cada 40 segundos alguien muere por suicidio, siendo una de las tres primeras causas de defunción entre personas de 15 a 44 años en algunos países, y la segunda causa en el grupo de 10 a 24 años y la depresión uno de los principales factores que contribuye a la discapacidad laboral. 

De acuerdo a las estadísticas del Observatorio de Seguridad Ciudadana (OSC), en el año 2021, hubo 303 suicidios, de los cuales 274 corresponden al sexo masculino y 29 al femenino, durante el período de enero-junio, aumentando un 3% en comparación al año 2020. Dentro de los casos registrados, los ahorcamientos continúan siendo el método de mayor utilidad, con 62%, seguido por envenenamiento y uso de armas de fuego para un 17% y 12% respectivamente.  

LAS CONSULTAS POR SALUD MENTAL    

El Ministerio de Salud Pública a través del departamento de Salud Mental, presentó el año pasado un informe donde señala que la ansiedad, los trastornos del sueño y la depresión, continúan siendo las causas más frecuentes en las consultas de salud mental en el país, como producto de la pandemia del Covid-19, que llevó en su momento, a los especialistas de la salud, a realizar consultas vía plataformas digitales durante el confinamiento, por el deterioro en las afecciones ya preexistentes.

De igual modo, la psicóloga clínica Ana Mirtha Vargas, señaló, que las salas de consultas estuvieron repletas para tratar temas de ansiedad, incertidumbre, pérdidas económicas importantes, o de trabajo, como también, perdidas afectivas, de duelo por familiares o amigos, separación y divorcios. “Muchas parejas se vieron obligadas a convivir y se dieron cuenta que no se conocían y tenían intereses distintos, otras se acercaron más. Ha habido quiebra de negocios, personas que requieren de volver a comenzar y no se sienten en capacidad de hacerlo por edad o por miedo”, dijo Vargas.

En ese contexto, el doctor Rivera, destaca que sólo pocas personas en todo el mundo tienen acceso a consultas y servicios de salud mental dignos, principalmente en países de ingresos bajos y medios. Sostiene, que hay que invertir más en esta área para que no siga siendo un lujo, sino que los gobiernos comiencen a crear modelos de atención psicológica gratuita para las comunidades, con sueldos adecuados para los psicólogos y psiquiatras, con el fin de disminuir las estadísticas que enlutan a nuestras sociedades.

La doctora Vargas, enfatiza que se debe diversificar las formas de llegar a las personas, utilizando actividades de concientización a través de medios de comunicación, escuelas y universidades, donde que se procure una reeducación de los seres humanos, proveyendo información teórico- práctico, que ayude a encarar la vida con esperanza, productividad, eficiencia y empatía.

CENTRO DE REHABILITACION PSICOSOCIAL, UNA LUZ DE ESPERANZA

En la República Dominicana, la atención de salud mental, se desarrolló en el pasado, establecida en un modelo institucional-manicomial centrado en el Hospital Psiquiátrico Padre Billini, inaugurado en el año 1959, donde posteriormente, de manera progresiva, los servicios psiquiátricos se expandieron con la creación de consultas externas y unidades comunitarias de salud mental. 

Con los años el Hospital Psiquiátrico Padre Billini cerró, para ser convertido en el Centro de Rehabilitación Psicosocial, inaugurado en el año 2016 como parte del Plan de Reforma del Sector Salud, fijando su total entrega y atención hacia las personas bajo situación vulnerable por su condición de salud mental.

Ofrecer y servir un cuidado profesional a las personas que padecen alguna enfermedad o trastorno mental es su objetivo fundamental, llevado a cabo mediante un personal comprometido y responsable de los 91 usuarios que tienen alojados en el centro. Para la directiva de la institución encabezada por el doctor Yino Martínez, la labor que se realiza va muy de la mano con el apoyo y trato humanizado, brindándoles el respeto, dignidad y seguridad que necesitan en momentos de vulnerabilidad y de esta manera, trabajar su rehabilitación y reinserción a la sociedad.

“Queremos llevar un mensaje que reduzca el estigma, que transmita esperanza, eso hace que tu trabajo alcance otro nivel y que no solo sea una labor, sino que trascienda y que pueda ayudar y tocar la vida de otras personas. Porque no hay salud, sin salud mental”,

agregó el Dr. Martínez

PROYECTO DEAMBULANTES 

Deambulantes, es un proyecto que identifica si hay una persona con una condición mental en situación de calle, donde se le realiza una investigación y es evaluada por la Unidad de Intervención en Crisis, cumpliendo con los criterios para ser ingresado en el centro. “Muchas veces se resuelve el problema contactando a sus familiares y conociendo a qué nivel de su enfermedad están, si pueden tener la responsabilidad de sus medicamentos y darle seguimiento a las consultas y una serie de factores necesarios a la hora de determinar que pacientes necesita ser derivado aquí, para una asistencia permanente”, señaló el galeno.

Además, tenemos personas que vienen desde cero para ser atendidos en el Plan Individualizado Psicosocial y es evaluado inicialmente según la necesidad que se requiera trabajar para diseñar el plan a seguir, otras llegan con ciertas habilidades que solamente es poder orientar e identificar que necesita reforzarse para que sean funcionales. Esto abarca, talleres, musicoterapia, teatro, pintura y costura, según la afinidad y habilidad que tenga la persona, se refuerza esa parte, así lo indicó Martínez.   

TU AYUDA EN LINEA

“No quiero que nadie se haga el valiente, mi recomendación es que todo el que sienta síntomas de depresión o conozca a alguien busque ayuda, asumiendo que la depresión es un trastorno cerebral, de pensamiento y de la forma de ver el mundo y que tiene tratamiento”, sostuvo Cesar Mella, psiquiatra.

El departamento de salud mental del Ministerio de Salud Pública posee la línea de información sobre salud mental en el numero de teléfono, 809- 544-4223. En este departamento se ofrecen directorios y contactos de centros de ayuda contra la depresión y prevención del suicidio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí