El secreto de Bill Gates para evitar el agotamiento: cuál es su estrategia contra el síndrome de burnout

Bill Gates, fundador de Microsoft

A pesar de haber sido el hombre más rico del mundo y mantenerse en plena actividad, el magnate tiene una receta para evitar el agotamiento

El agotamiento laboral, o como se popularizó por el término en inglés “burnout” está presente en prácticamente cualquier profesión. Problemas como la fatiga, el estrés, la depresión y la ansiedad son de posible aparición en cualquier trabajo exigente. El síndrome de burnout es una condición reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y, contra él deben enfrentarse tanto empleados en relación de dependencia como CEO’s de gigantes multinacionales.

Para afrontarlo, el fundador de Microsoft, Bill Gates, asegura tener la clave. En declaraciones de la década del 80 citadas por Business Insider el multimillonario se mostró confiado en poder evitar el mal que la OMS describe como un “síndrome conceptualizado como resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo que no ha sido gestionado con éxito”.

Y no era cualquier momento en su carrera. La empresa que conducía Gates estaba entrando en la pendiente ascendente que la llevó a ser número uno en su rubro y, ante la expansión acelerada, la cantidad de trabajo que tendría por delante era enorme.

“El trabajo que hacemos es… no es que estemos haciendo lo mismo todo el día”

Gates había fundado Microsoft a los 20 años. En 1984, sólo 8 años más tarde, el empresario dijo a la NBC que Microsoft alcanzaría más de USD 100 millones de ingresos ese año.

Síntomas como estos pueden ser causados por el síndrome de burnout, una condición reconocida por la OMS.

Cuando le preguntaron cómo sabía que no se agotaría en unos pocos años de ritmo tan frenético, su respuesta fue que buscba que cada día fuera diferente en Microsoft.

“El trabajo que hacemos es… no es que estemos haciendo lo mismo todo el día”, explicó.

“Entramos en nuestras oficinas y pensamos en nuevos programas, nos reunimos en reuniones, salimos a ver a los usuarios finales, hablamos con los clientes. Hay mucha variedad y siempre hay cosas nuevas. Y no creo que llegue un momento en que eso sea aburrido”, dijo.

Dos años después de esa entrevista Microsoft empezó a cotizar en Wall Street y en poco tiempo Bil Gates se transformó en el hombre más rico del mundo.

“Hay mucha variedad y siempre hay cosas nuevas. Y no creo que llegue un momento en que eso sea aburrido”

Casi 40 años más tarde, aunque con un rol ya muy distinto, Gates continúa al frente de iniciativas asociadas a su fundación que le reclaman los mismos esfuerzos. Pero la energía y la productividad no parecen haber desaparecido. Sacudir la rutina es la clave, según su opinión.

Cómo evitar el agotamiento en el trabajo

Aunque el caso de Gates es bastante extraordinario, parece que evitar la rutina, buscar nuevos proyectos y plantearse retos puede hacer maravillas cuando se trata de evitar el agotamiento en el trabajo.

Pero no todos los trabajos permiten esto, con lo cual cada trabajador puede buscar el suyo. La OMS no ha hecho públicas guías de acción para afectados, pero Mayo Clinic de los EEUU señala una serie de pasos para afrontarlo.

Por ejemplo, sugiere empezar por identificar los factores desencadenantes del estrés.

“Puede que sientas que no tienes el control de las decisiones en tu trabajo o que te hayan dado expectativas poco claras. También puedes notar causas sutiles pero persistentes de estrés, como un largo viaje al trabajo o un espacio de trabajo incómodo. O tal vez trabajes desde casa y te sientas estresado tratando de integrar el trabajo y la vida, como las necesidades personales y familiares, mientras trabajas. Tal vez el aprendizaje de nuevas tecnologías para la comunicación o el trabajo en lugares desconocidos estén aumentando su estrés”, señala.

Una vez hecho eso, sugiere atacar esos disparadores. “Supongamos, por ejemplo, que se retrasa en el trabajo porque tiene que recoger a su hijo del colegio. Podrías consultar a otros padres o vecinos para compartir el coche después del colegio. También puedes empezar a trabajar antes, acortar la hora de la comida o llevarte trabajo a casa para ponerte al día por la tarde”, ejemplifica.

Como punto extra, sugiere que “a menudo es útil mejorar las habilidades de gestión del tiempo, especialmente si tiende a sentirse abrumado o bajo presión en el trabajo”. Por ejemplo, priorizar tareas y bloquear tiempo para tareas especialmente importantes.

A modo de cuarto consejo, Mayo Clinic recomienda mantener la perspectiva consiguiendo otros puntos de vista al hablar del tema con terceros, tomar descansos durante y después de la jornada labora, desahogarse con actividades placenteras, cuidar de la salud (actividad física, dieta y sueño saludables) y poner límites entre la vida pesonal y el trabajo.

En quinto lugar, establecer objetivos realistas puede ser clave para no enfrentar la angustia de obejtivos inalcanzables. Delegar, pedir ayuda a pares, dividir las tareas en objetivos más pequeños, son todas cosas que pueden ayudar.

Y, por último, la organización recomienda consultar a un profesional si las estrategias previas no funcionan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí